lunes, 24 de noviembre de 2008

Los pobres no tienen complejos.

El insufrible hombre del Lacoste.

Dice el insufrible melenas del Lacoste y confenciate de Georgeatown, que el gobierno no tiene complejos. Normal, amigo de Bush, normal, los complejos los tiene todos usted y no los suelta. Así ¿como vamos a tenerlos los demás?. 


Estoy en la calle...

Hoy, hace frío. Se ha levantado un frío espantoso. La caja de cartón que me sirve de manta, apenas tapa la sensación gélida. Me voy a levantar. Voy a dejar esta mierda de vida. La calle no es buen sitio ni siquiera para malvivir. La calle no te da libertad. Te ata al yugo de la supervivencia. El frío, los matones cabezas rapadas y la gente sin conciencia va acabar conmigo. En el albergue no hay sitio y aquí hace mucho frío. Me voy a levantar. Voy a dejar esta mierda de vida, pero ¿Cómo?. El trabajo me ha llevado a esta situación. Si antes que las cosas iban bien no tenía trabajo, ¿Cómo busco ahora un curre que me saque de aquí?. Mi aspecto no es socialmente bueno. Tengo barba poblada, pelo largo, ropa rahída y manos ásperas y uñas sucias. Me lavo pero no es suficiente. Necesito una buena ducha y un lugar donde poderme limpiar decentemente. Necesito ropa nueva. Necesito que alguien se apiade de mi. Voy a dejar la calle y tengo que salir de aquí. 
Empezaré por la Cruz Roja o cáritas.